Increíble pero cierto: José Mujica, el presidente de Uruguay, dona el 90% de su salario a caridad.

“Pobres son los que me describen. Pobres son los que precisan mucho porque son insaciables. Yo soy sobrio no pobre. Liviano de equipaje, vivir con poco, con lo imprescindible y no estar muy atado al sostenimiento de cuestiones materiales. Para tener más tiempo libre, para poder hacer las cosas que me gustan. La libertad es tener tiempo para vivir. Hay una filosofía de vida en la sobriedad que practico, no soy pobre”.

“Ninguna adicción es buena, ni el tabaco, ni el alcohol; la única adicción llevadera es el amor, el resto de adicciones mejor olvidarlas”.

“Ayudar no equivale a intervenir. Yo no me meto donde no me convocan”.

“Nadie es más que nadie”.

A la receta de la felicidad responde:

  • “Vivir de acuerdo a como se piensa”.
  • “Conversar con el hombre que se lleva dentro, ese compañero que nos acompaña a la tumba”.
  • “Ser uno mismo”.
  • “No tratar de imponerse a los demás. Yo no pretendo que los otros vivan como yo, quiero respetar la libertad de los otros, pero defiendo mi libertad”.
  • “Tener el coraje de decir lo que se piensa, aunque los otros no lo acepten o acompañen”.
Anuncios

Un pensamiento en “Increíble pero cierto: José Mujica, el presidente de Uruguay, dona el 90% de su salario a caridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s