Todo está cargado de Magia, también la Casa de los Milagros.

Vivir, hablar, es magia. Todo está cargado de magia.

Vivir, hablar, es magia. Todo está cargado de magia.

“(…)Creo en tantas cosas que no tienen nada que ver con las creencias de la mayoría de la gente… ¿Usted cree en la casualidad? Pues no existe; sólo lo parece, pero tiene una razón de ser, nada sucede porque sí. Vivir, hablar, es magia. Todo está cargado de magia (…)”

Ana María Matute, “Todo está cargado de magia”. Magazine de La Vanguardia, 19/04/2013.

Como bien decía La Matute, la vida es magia pero hay que apreciarla y disfrutarla con los ojos de la inocencia. La inocencia que permite que te sorprendas y maravilles de todos esos detalles que están ocurriendo continuamente y que, desgraciadamente, la falta de tiempo, la desilusión y otros muchos motivos no nos dejan ver.

Desde que me mudé a mi nuevo hogar los milagros se están sucediendo sin prisa pero sin pausa:

El primer milagro fue reencontrarme y convivir con una de mis mejores amigas, Ana. Vivir en la Casa de las Mujeres, sí su hogar se llama así ya que es un espacio curativo y con mucha alma, me ayudó a abrirme y ser más flexible. A volver a confiar en mi misma, a asumir que cada uno hace lo que puede y, por esa razón, merece todo el respeto y la consideración. Descubrir que hay muchas formas de encarar la vida y todas ellas son válidas y respetables, aunque no entendamos algunas actitudes.

El segundo milagro fue encontrar un hogar propio, un espacio acogedor y bello que apareció por sorpresa, una gratísima sorpresa. Manuel, el propietario, apareció como caído del cielo ofreciéndome un hogar, un espacio donde construir una vida. Las primeras en entrar a la Casa de los Milagros fueron mis nuevas compañeras de piso: las cuatro macetas que me regaló Ana y el aloe que me regaló Anke. El aloe proviene del jardín de la Casa de las Mujeres, para que un cachito de alma de ese lugar tan especial siempre esté conmigo. Mis plantas fueron las primeras en instalarse en nuestro nuevo hogar y espero que se sientan tan bien como yo. Estoy en pleno proceso de personalización de mi casa. Esto toma su tiempo por varias razones: cuestiones económicas y porque hay que escuchar atentamente al espíritu de la casa para saber qué necesita. Si observas y escuchas los espacios hablan.

Hay que escuchar atentamente al espíritu de la casa para saber qué necesita. Si observas y escuchas atentamente, los espacios hablan.

Hay que escuchar atentamente al espíritu de la casa para saber qué necesita. Si observas y escuchas atentamente, los espacios hablan.

El tercer milagro son las personas que me rodean y acompañan en esta nueva etapa. Además de la presencia de mis fieles Anke, Ana y Aqua, están apareciendo otras personas que con su manera de ser y entender la vida, me refiero a María, están sacudiendo rancios esquemas mentales, cerrazones y miedos. Un soplo de aire fresco, un viento que te despeina y descoloca para volver a ubicarte con ligereza, suavidad, levedad y humor. Las cuestiones que me preocupan son las mismas, pero el ángulo desde el que las observo y analizo es otro. Un ángulo que relativiza y aligera.
Pero además han aparecido personas como Marcela y Nati, propietarias y espléndidas anfitrionas de la Pizzería Rosmarino. He disfrutado de su pizza exquisita, de sus cafés y sobre todo disfruto de tenerlas como vecinas y del saludo amable que alegra mis idas y venidas.
Qué decir de Maricarmen, la propietaria de la Floristería Arco Iris. Desde la primera vez que entré en su tienda su amabilidad y buen hacer me sedujo. Se nota que le gusta su profesión y que ama sus plantas, ha conseguido crear un espacio acogedor y muy bello. Compré tres preciosas plantas que alegran y acompañan mi día a día. Pero lo que realmente me conmovió fue un detalle espontáneo y generoso: me regaló tres hermosas calas rojas. Preciosas flores que simbolizan la sencillez, la pureza, la nobleza y la elegancia. Todo un signo de buena suerte. En otro momento, también me regaló un bello y delicado ramo de exquisitas rosas. Agradezco profundamente todos estos detalles aunque, a veces, no me creo merecedora de tantas atenciones. Gracias y mil veces gracias.
Por si fuera poco, tengo un vecino pianista. Esto, sin duda, es un guiño del destino. Dejo de compartir espacio con Ana y su violín y me encuentro con Santiago, un profesor de música que toca deliciosamente el piano. No puedo evitar reírme, la belleza, la música me persigue.

El cuarto milagro ocurrió el pasado viernes. Estaba esperando la guagua cuando pasó frente a mí, una antiguo amor. Una persona que no me trató con el respeto y cariño que merezco. Una relación que me dañó profundamente por no saber o por no querer ver las trampas que escondía. Un aprendizaje eficaz pero doloroso, muy doloroso. Hacía ya un tiempo que deseaba este encuentro, lo deseaba con inquietud ya que no sabía qué emociones se iban a despertar en mí. ¡Milagro! Casualmente apareció y no me alteró emocionalmente; fue como observar una parte de mi pasado, observar un tramo de mi camino con desapego. Confirmar que ya no ejerce ningún tipo de poder sobre mí, que el capítulo de esa historia está cerrado.

Pero lo que realmente me conmovió fue un detalle espontáneo y generoso que me emocionó. Maricarmen me regaló tres hermosas Calas Rojas. Preciosas flores que simbolizan la sencillez, la pureza, la nobleza y la elegancia. Todo un signo de buena suerte. Gracias y mil veces gracias.

Pero lo que realmente me conmovió fue un detalle espontáneo y generoso que me emocionó. Maricarmen me regaló tres hermosas Calas Rojas. Preciosas flores que simbolizan la sencillez, la pureza, la nobleza y la elegancia. Todo un signo de buena suerte. Gracias y mil veces Gracias.

Unos días después de haberme mudado a mi nuevo hogar, estaba charlando con mi madre. Hablábamos por teléfono sobre las impresiones que despertaba en mí este nuevo lugar, en cómo me sentía…etcétera. Ella, mi madre, que es capaz de reconocer mi estado de ánimo a través de la voz me dijo: “Anabel, no sé porqué pero creo que has encontrado tu lugar. Creo que allí vas a construir tu vida”.

El mayor de los milagros con los que me ha obsequiado la vida: mis raíces, mi materia prima, MIS PADRES. Mis padres a los que adoro y admiro profundamente por su sabiduría, paciencia y tolerancia. Aunque eso no quita que me esté enfadando con ellos continuamente, aunque son enfados sanos. Enfados de esos que marcan los límites de nuestro territorio. Gracias vida por ser hija de esos dos maravillosos seres, complicados pero maravillosos. Tan parecidos a mí.

Definitivamente, la Magia existe.

 

Anuncios

4 pensamientos en “Todo está cargado de Magia, también la Casa de los Milagros.

  1. ¿”Pasó frente a ti “UNA” antigua amor”?. Una curiosidad: ¿ha sido una errata o no?. En cualquier caso, te deseo la mayor felicidad del mundo.

  2. Me encanta cada día más que te sientas en tu “casa”. Eso quiere decír que será por mucho tiempo, ya que nunca he sentido que tuvieras tal complicidad con anteriores, casas. Parece como si hablárais las dos un mismo idioma. No me tomes por loca, sé lo que me digo, al menos eso es lo que percibo. Y, recuerda que si le tienes el cariño que dices tenerle, ella a su modo te ACURRUCARÁ Y TE PROTEGERÁ. Besos.

  3. Espero de corazon que este sea tu lugar,y que encuentres en el toda la paz,y felicidad,y gracias por incluirnos,y hacernos parte de tu vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s