¿Tienes sentimientos contradictorios ante tus padres? Es posible que hayas crecido junto a unos padres tóxicos.

cos

Los propios hijos de estas familias prefieren autoengañarse y pensar que no les está ocurriendo nada en realidad y acaban descartando o filtrando de la la realidad todas las pruebas, situaciones o conductas que les hacen daño, para no tener que aceptar que en realidad, sienten que tienen grandes problemas emocionales causados por la relación con sus propios padres.

Los padres tóxicos, son así llamados por las sensaciones fisiológicas que poco a poco van produciendo en la interacción con sus hijos, además de los problemas emocionales, psicológicos y conductuales que afloran de esa relación en la que los hijos, acaban siendo “intoxicados” por los propios problemas de sus padres. Fueron denominados así por la psicóloga estadounidense Susan Forward, existen y además es un fenómeno que se esconde en el trasfondo de muchos hogares que en apariencia no parecen tener ningún problema. Los propios hijos de estas familias prefieren autoengañarse y pensar que no les está ocurriendo nada en realidad y acaban descartando o filtrando de la realidad todas las pruebas, situaciones o conductas que les hacen daño, para no tener que aceptar que en realidad, sienten que tiene grandes problemas emocionales causados por la relación con sus propios padres. Muchas personas han crecido junto a padres y madres egoístas, narcisistas, que sólo piensan en ellos mismos, que incluso envidian los logros de sus propios hijos e intentan rebajarles a través de todo tipo de chantajes emocionales, criticarles, humillarles minimizando sus éxitos, con tal de quedar ellos siempre por encima.

Podemos detectar algunas conductas tóxicas como la de machacar a los hijos imponiéndoles un ritmo de estudio que ellos no desean o para el que no están preparados o capacitados. Son esos padres que les dicen a sus hijos que no valen nada, que sin ellos no son nadie, que critican cada paso que sus hijos dan o que nunca demuestran su apoyo incluso aunque hagan lo que ellos les dictan. En casos extremos son los padres que golpean o insultan gravemente por cualquier tontería al niño, justificándose con excusas como que no le quedaba otra salida, que el niño es insoportable o que se lo merecía.

toxico

Muchas personas han nacido junto a padres y madres egoístas, narcisistas, que solo piensan en ellos mismos (…). Puede parecer una barbaridad, pero lo cierto es que este tipo de relaciones tóxicas fácilmente se salen de control y están detrás de muchos hogares, enfermedades y problemas de conducta que provienen en apariencia por otras causas, por lo que es fundamental detectar el problema a tiempo.

Son padres tóxicos también aquellos que no están disponibles emocionalmente para sus hijos, ya sea mediante una marcada ausencia o porque parecen estar presentes, pero en realidad nunca preguntan a sus hijos, ni los abrazan, besan o les preguntan sobre sus emociones, miedos o inquietudes. En el polo opuesto tenemos también a los padres que se desviven por sus hijos, los sobreprotegen y no les dejan respirar, para los que cualquier posibilidad de independencia se convierte en algo negativo y las personas externas como otros amigos, parejas o incluso otros familiares, se convierten en enemigos de ese vínculo simbiótico que el padre o la madre intentará mantener durante toda la vida, llevando a cabo comportamientos que acaben aislando a sus hijos, como involucrarse en sus relaciones de pareja, criticar a sus amigos o impedirles relacionarse con libertad. Estos padres tratan al adulto como si fuera un niño pequeño eternamente.

Son también padres y madres que proyectan sus frustraciones y deseos de tener éxito personalmente a través de sus hijos y por ello, necesitan que el hijo o la hija triunfen para sentirse ellos triunfadores/as. Por lo que desde pequeños motivan, manipulan e incluso exigen de forma neurótica a sus hijos que deben ser los números uno en la escuela, en el fútbol, en la universidad, en el trabajo o profesión, en música o en cualquier cosa en las que ellos/ellas mismos/as les hubiera gustado triunfar. Por otra parte, también pueden utilizarles para satisfacer sus propias necesidades de ser “mejores” que los demás y por eso, pueden manipularles para querer ser mejores que sus amigos, que sus vecinos, que sus primos y en general, “mejores” que el resto; depositando así en sus hijos gérmenes de la vanidad, el perfeccionismo, la ansiedad, intolerancia a la frustración o la necesidad de llamar la atención de los demás, convirtiéndose en niños o incluso adultos que pueden llegar a ser “triunfadores/as” pero incapaces de escuchar, trabajar en equipo o empatizar con otros.

tcos

Los padres tóxicos, son así llamados por las sensaciones fisiológicas que poco a poco van produciendo en la interacción con sus hijos, además de los problemas emocionales, psicológicos y conductuales que afloran de esa relación en la que los hijos, acaban siendo “intoxicados” por los propios problemas de sus padres.

Susan Forward señala haber elegido la palabra toxicidad, para designar el efecto que esos padres ejercen sin pausa en sus hijos. Un padre o una madre tóxica va a serlo seguramente, desde el principio al final de sus días; a no ser que tome conciencia de su comportamiento y realmente decida cambiar con ayuda profesional, pero lo más común es que su conducta tóxica continúe sucediendo aunque su hijo/a tenga 50 años.

Los padres tóxicos usualmente provienen también de vínculos parentales negligentes o tóxicos e inconscientemente van repitiendo el mismo patrón de conducta con sus hijos/as, otros al darse cuenta a través de su propia experiencia del coste emocional que estas conductas negativas traen consigo, intentan hacer lo contrario que hicieron con ellos, convirtiéndose también en padres tóxicos por ser por ejemplo, demasiado protectores o dependientes emocionales.

niño

Son padres tóxicos también aquellos que no están disponibles emocionalmente para sus hijos, ya sea mediante una marcada ausencia o porque parecen estar presentes, pero en realidad nunca preguntan a sus hijos, ni los abrazan, besan o les preguntan sobre sus emociones, miedos o inquietudes.

Este tipo de relaciones tóxicas, junto con otros problemas de personalidad y patologías a las que suelen estar asociadas, pueden llegar a tener graves consecuencias; por ejemplo, uno de los casos extremos sería El Síndrome de Münchhausen por poder (MSBP), llamado en inglés Münchhausen Syndrome by power, es un término acuñado por un médico de origen inglés, el Dr. Samuel Roy Meadow, al referirse a lo que él consideró un trastorno en el que una persona, generalmente el cuidador o la madre del niño/a, causa una enfermedad, trastorno o lesión a otra persona, generalmente el hijo/a generalmente para tener que cuidarlo y obtener ciertas ventajas psicológicas y económicas de ello. En algunos casos esta conducta se produce gracias a una disociación de la realidad y a trastornos graves de la personalidad que hacen que la persona llegue a sentir que no está haciendo nada malo y pueda llegar incluso a envenenar poco a poco con pequeñas cantidades de medicación a su propio hijo/a; en España existen varios casos en los que generalmente madres, han llegado a matar a varios hijos por esta causa y la realidad es que es más común de lo que parece. Estas madres suelen buscar un entorno en el que sean protagonistas y protegidas, aunque sea el de un hospital y podríamos decir que son el punto máximo de una escala gradual que existe en muchas familias. Por ejemplo, en consulta he visto varios casos en los que la madre o el padre ha invalidado a sus hijos de forma inconsciente haciendo por ejemplo que sus hijos tengan que depender de ell@s económicamente durante toda la vida y de esta forma poder seguir siendo toda la vida imprescindibles para sus hijos, ser los que han de tomar las decisiones importantes de la familia o simplemente desempeñar eternamente el rol de madres o padres por haber concentrado durante años su vida psicológica en este aspecto y haber ignorado las otras áreas de su vida; por lo que se sienten incapaces de volver a generar su propia identidad sin ese rol de ser padres o madres y sienten un profundo miedo a tener que perder ese rol, esa zona de protagonismo y reafirmación personal que creen que les identifica como personas y gracias al que creen tener una función o un sentido en sus vidas. Su idea inconsciente en muchos casos es: “Quiero que me necesites (aunque sea porque no tienes pareja, trabajo, amigos, dinero o aunque te tenga que destruir)”.

tox

Son también padres y madres que proyectan sus frustraciones y deseos de tener éxito personalmente a través de sus hijos y por ello, necesitan que el hijo o la hija triunfen para sentirse ellos triunfadores/as. Por lo que desde pequeños motivan, manipulan e incluso exigen de forma neurótica a sus hijos que deben ser los números uno en la escuela…(…). Por otra parte, también pueden utilizarles para satisfacer sus propias necesidades de ser “mejores” que los demás y por eso, pueden manipularles para querer ser mejores que sus amigos, que sus vecinos, que sus primos y en general “mejores” que el resto; depositando así en sus hijos gérmenes de la vanidad, el perfeccionismo, la ansiedad, intolerancia a la frustración o la necesidad de llamar la atención de los demás.

Puede parecer una barbaridad, pero lo cierto es que este tipo de relaciones tóxicas fácilmente se salen de control y están detrás de muchos hogares, enfermedades y problemas de conducta que provienen en apariencia por otras causas, por lo que es fundamental detectar el problema a tiempo.

Susan Forward detectó varias categorías de padres y madres tóxicos: Controladores, manipuladores, negligentes, competitivos, perfeccionistas, los que insultan y un largo etcétera. Algunos son más de una categoría a la vez. Algunos actúan de manera muy sutil, con frases como: “Esto te lo digo por tu bien” o te dicen que era una broma tras haber pronunciado una frase hiriente, otros que realizan amenazas de forma indirecta o chantajes emocionales de tipo “si me dejas me muero”, otros que simulan enfermedades para que los tengas que cuidar, otros que investigan y rebuscan en las cosas de sus hijos, invadiendo su privacidad si no se hace lo que ellos quieren y acaban seleccionando, quiénes son sus amigos o sus parejas. Todo ello a través de conductas y comentarios sutiles y contradictorias que hacen que este tipo de toxicidad pase inadvertida a nivel racional; por ejemplo, realizan grandes sacrificios económicos y luego te piden que hagas lo que ellos dictan a cambio; o están las madres que de día te llevan el desayuno a la cama y de noche se enfadan si no te quedas con ella en casa y al final acaban por decirte “¡Con todo lo que yo hago por ti!” y también aquellos que si consigues mucho más que ellos, te sabotean por pura rivalidad inconsciente y de repente, deciden no pagarte los estudios o te invitan a trabajar en el negocio familiar en el que ellos serán tus eternos jefes/as.

mum

Podemos detectar algunas conductas tóxicas como la de machacar a los hijos imponiéndoles un ritmo de estudio que ellos no desean o para el que no están preparados o capacitados. Son esos padres que les dicen a sus hijos que no valen nada, que sin ellos no son nadie, que critican cada paso que sus hijos dan o que nunca demuestran su apoyo incluso aunque hagan lo que ellos les dicen.

Este tipo de vínculos parentales tóxicos puede hacer que el adulto, por ejemplo tenga tendencia a involucrarse en relaciones emocionales abusivas, de maltrato o de dependencia emocional o por el contrario, que se conviertan en personas incapaces de vincularse afectivamente, desapegadas y con profundos miedos al compromiso o el sentimiento de incapacidad ante la posibilidad de convertirse algún día en madres o padres. Según el carácter y las situaciones del contexto, este tipo de vínculos pueden hacer que los adultos se conviertan por ejemplo, en personas conflictivas, sumisas, con grandes sentimientos de culpa e inseguridad.

trj

Los padres tóxicos usualmente provienen también de vínculos parentales negligentes o tóxicos e inconscientemente van repitiendo el mismo patrón de conducta con sus hijos/as, otros al darse cuenta a través de su propia experiencia del coste emocional que estas conductas negativas traen consigo, intentan hacer lo contrario que hicieron con ellos, convirtiéndose también en padres tóxicos por ser, por ejemplo, demasiado protectores o dependientes emocionales.

A las personas que quieran superar este tipo de vínculos, se les recomienda confrontar y hacer un esfuerzo por hablar sobre estos sentimientos con sus padres de forma asertiva y aprender a expresar sus emociones hasta llegar a pequeños acuerdos con ellos. Lamentablemente, hay casos que son muy extremos y se torna casi imposible razonar con padres o madres que se resisten a reconocer un problema en su conducta y que siempre justifican sus actos. A veces la solución pasa por “poner tierra de por medio” y separarse de esos padres y madres que sientes que te están haciendo la vida imposible. Otra opción sería simplemente, aceptar que nunca podrás llegar a tener una relación sana con ellos. En muchas ocasiones, la gran necesidad psicológica de permanecer a su lado hace que quizás la decisión más aceptable a nivel emocional; en la mayoría de los casos, sea comprender las causas y carencias que les llevan a comportarse así, dedicar tiempo a realizarles preguntas y expresarles emociones aunque las rechacen o no las escuchen; trabajar para poder llegar a empatizar con su situación personal y generar sentimientos de compasión y aprender a poner límites; comenzar a decir que “no”, aprender a analizar las intenciones inconscientes de las conductas y frases tóxicas; como la búsqueda de atención o la demanda de cariño y poder satisfacer esas necesidades de forma racional y saludable. Trabajar con uno mismo para no tomarse las cosas tan personalmente o demasiado en serio, aceptando las limitaciones de tus propios padres o madres; construir una “coraza” ante ellos o círculo psicológico de protección ante sus ataques para que no lleguen a afectarle realmente sus palabras y aprender a proteger su autonomía emocional, psicológica y económica y su propia capacidad individual en la toma de decisiones. No se trata de criminalizar, juzgar o victimizar; sino de aprovechar los aprendizajes y retos que esas vivencias nos puedan plantear en nuestras vidas, mirarnos a nosotros mismos y aprender a responsabilizarnos de nuestras reacciones ante esas circunstancias. Podemos pasarnos la vida compadeciéndonos de nosotros mismos, repitiendo patrones de conducta o podemos darnos permiso para reinterpretar lo sucedido, aprender de nosotros mismos y despojarnos de nuestra propia parte tóxica, egoíca y plagada de miedo y autoengaño. Entre el estímulo y la respuesta hay un espacio para la reflexión, la consciencia, la interpretación y la libre elección y ese espacio es responsabilidad de cada uno de nosotros.

superación

Podemos pasarnos la vida compadeciéndonos de nosotros mismos repitiendo patrones de conducta o podemos darnos permiso para reinterpretar lo sucedido, aprender de nosotros mismos y despojarnos de nuestra propia parte tóxica, egoíca y plagada de miedo y autoengaño.

 

Fuente: Angela Fernández, “¿Tienes sentimientos contradictorios ante tus padres? Es posible que hayas crecido junto a unos PADRES TÓXICOS”, La Opinión de Murcia.

Anuncios

“Francine se desarregla” o cómo empatizar con una mujer menopáusica.

untitled

La autora cuenta de forma autobiográfica su experiencia con el proceso del cambio hormonal

La menopausia sigue siendo uno de los grandes temas tabú de la sociedad. En medio de la lucha universal por conservar la juventud, el cambio de ciclo hormonal recuerda a todas las mujeres, antes o después, que el tiempo pasa sin piedad.

Francine se desarregla es un libro en el que la autora, Francine Oomen, cuenta a través de ilustraciones cómo se enfrentó a ella cuando a los 52 años le llegó la hora de experimentarla.

El proceso fue largo y angustioso. Oomen tuvo que enfrentarse a sus miedos y al sentimiento de culpa, y libró su batalla interior en medio de los sofocos y cambios bruscos de humor. Pero salió victoriosa.

La autora canalizó toda la frustración del trámite dibujando y plasmó su experiencia paso a paso en forma de viñetas.

El resultado son estas memorias gráficas en las que muestra su lucha personal con el objetivo de demostrar a todas las mujeres que la menopausia solo es una etapa más de la vida y que hay que asumirla sin miedo.

untitled1

Un buen día, Francine empezó a experimentar síntomas extraños, desconocidos para ella. No era capaz de trabajar, sentía angustia y miedo. Pensó que estaba perdiendo la cabeza o que padecía alguna enfermedad grave.

Después de unas semanas de muchas dudas, la pareja de Francine le abrió los ojos. No tenía ninguna enfermedad, había empezado la menopausia.

untitled1

Con la causa de sus males ya identificada, Francine primero se relajó. Era una buena noticia saber que no se enfrentaba a un ictus o al Alzheimer.

Sin embargo, superado el alivio inicial, comprendió lo que se avecinaba y volvió a sentir miedo.

Se sintió al borde del abismo cuando le cayó encimo de golpe la conciencia del paso del tiempo.

untitled2

Viviendo en una sociedad que se aferra como puede a la juventud y que espera que las mujeres sean siempre jóvenes y perfectas, la menopausia se convierte en el enemigo. Francine se sintió vieja de repente.

Después de una intensa lucha consigo misma, se dejó llevar por lo irremediable y empezó a buscar la forma de asumir el cambio de la mejor forma posible.

untitled3

Francine comprendió que la única que podía sacarla de aquel agujero era ella misma.

El momento de enfrentarse al cambio hormonal fue decisivo.

Fue entonces cuando tomó las decisiones necesarias para afrontar esta nueva etapa.

untitled4

Dejó de trabajar, hizo terapia y empezó a tener citas. Pensó en lo que de verdad quería hacer con su vida y empezó a dedicarse tiempo a sí misma.

Finalmente, a pesar del duro trance al que le sometieron las hormonas, Francine empezó a aprovechar sus nuevas circunstancias para desprenderse de los miedos y de la autoexigencia con la que había convivido toda la vida.

untitled5

Francine superó su desarreglo y comprendió que la menopausia solo es una etapa más de la vida que hay que superar como otra cualquiera.

untitled

El proceso fue largo y angustioso. Oomen tuvo que enfrentarse a sus miedos y al sentimiento de culpa, y libró su batalla interior en medio de los sofocos y cambios bruscos de humor. Pero salió victoriosa.

Fuente: Marya González, “Estas ilustraciones ayudan a entender lo que vive una mujer cuando le llega la menopausia” Huffpost a 01 de junio 2018

Claves para vivir la etapa de la menopausia con la máxima plenitud

Hoy, debido a que la esperanza de vida supera los 80 años y va en aumento, esta percepción ha cambiado y la menopausia se ha convertido en la etapa más larga de la vida de las mujeres, aunque todavía es desconocida y está llena de tabúes, dudas y estereotipos”.

Hace unos años, cuando la esperanza de vida femenina se situaba en 62 años, la menopausia era poco deseada por muchas mujeres, por miedo a los cambios corporales y emocionales que se producen y porque casi marcaba el fin de la vida. Así lo señala Montse Roura, directora de la asociación “Ella y el abanico”.

“Hoy, debido a que la esperanza de vida supera los 80 años y va en aumento, esta percepción ha cambiado y la menopausia se ha convertido en la etapa más larga de la vida de las mujeres, aunque todavía es desconocida y está llena de tabúes, dudas y estereotipos”, añade Roura.

“Ahora las posibilidades de vivir esa etapa con plenitud y disfrute son infinitas porque, para empezar, no hay que preocuparse más de los embarazos no deseados, por lo que podemos vivir nuestra sexualidad plenamente”, señala Roura.

Según dice, dos de los tabúes de la menopausia son el rechazo y la incomprensión que, según esta entidad, viven un 40 por ciento de las mujeres, sobre todo entre los 45 y 50 años.

“La sociedad premia exageradamente la juventud como si se tratase de un logro personal, pero ser joven no tiene mérito”, señala a Efe Margarita Legorburu, que es médica y acupuntora, participante en el fórum “Mujer y Menopausia”, un ciclo de conferencias y talleres que organiza “Ella y el abanico” en distintas ciudades de España.

La sensación de rechazo tiene más que ver, en general, “con lo que la misma mujer piensa que los otros piensan de ella, que con lo que realmente piensan los demás”. “Muchas mujeres añoran la figura que ya no tienen y hay síntomas como los sofocos y la sudoración profusa que, a veces, son evidentes y visibles aumentando el miedo al rechazo”, añade.

“Ahora hay señoras estupendas de 50 y 60 años en adelante, con dinamismo y poder adquisitivo, que el mercadeo y la publicidad ya reconocen como un grupo de consumo emergente”, según Legorburu, responsable médica de la Unidad de acupuntura de la Clínica Sant Josep de Vic y máster en Programación Neurolingüística (PNL).

Para Legorburu, la sensación de rechazo tiene más que ver, en general, “con lo que la misma mujer piensa que los otros piensan de ella, que con lo que realmente piensan los demás”.

“Muchas mujeres añoran la figura que ya no tienen y hay síntomas como los sofocos y la sudoración profusa que, a veces, son evidentes y visibles aumentando el miedo al rechazo”, añade.

“Hay cambios hormonales y energéticos innegables en el cuerpo y, aunque en algunos casos crean situaciones problemáticas, no ocurre siempre, no tienen por qué ser de gran intensidad. La mayoría de ellos solo los va a notar la propia mujer”, recalca.

“Los otros van a ver una mujer hermosa, segura, simpática y convencida, aunque acalorada”, señala Legorburu, para quien “es importante estar lo mejor posible de salud, y el resto hay que relativizarlo, ya que tener alguna arruguita o algún kilito de más, es bastante normal a esta edad… es ley de vida”.

“A unas mujeres la vida las habrá tratado mejor que a otras en el aspecto externo, pero la impresión que se llevan de ellas los demás es de si se sienten contentas o no con su vida, y eso no depende de las hormonas, si no de la actitud”, explica.

Vivir al máximo

“Por ejemplo en una sala de teatro es frecuente observar a un montón de mujeres abanicándose, pero lo único que provoca es una sonrisa de solidaridad entre las semejantes”, apunta Legorburu.

“A unas mujeres la vida las habrá tratado mejor que a otras en el aspecto externo, pero la impresión que se llevan de ellas los demás es de si se sienten contentas o no con su vida, y eso no depende de las hormonas, si no de la actitud”, explica.

En una cita a ciegas con un hombre esta médica también aconseja relativizar, ya que seguramente “él” se siente como ella y sabe que no es como antes, ya que “solo sirve ser natural, ser uno mismo”.

“Y si te apetece ir a bailar “zumba”, ¿Qué más te da lo que piensen los demás? ¿Te vas a quedar en casa? Te pueden quedar 30 años de vida por delante ¡ y se pueden hacer muy largos!” enfatiza.

“Otro miedo frecuente es el relativo a las relaciones, pero puede ser una época de “gran sexo”, sin complicaciones y con mucha gratificación, en la que se puede pedir orientación a muchos profesionales sobre las dificultades físicas y hay que usar el sentido del humor para que la cosa funcione y perder los complejos”, según esta especialista.

“Y si te apetece ir a bailar “zumba”, ¿Qué más te da lo que piensen los demás? ¿Te vas a quedar en casa? Te pueden quedar 30 años de vida por delante ¡y se pueden hacer muy largos!” enfatiza.

Según Legorburu, los hijos pueden ser muy duros juzgando a su madre, pero ellos tienen su vida, y ella tiene derecho a vivir al máximo la suya.

“¿Qué mejor ejemplo puede ofrecerles que el de ser una madre que se mima, que se gusta y que se quiere a sí misma, y a la vez que los cuida y quiere a ellos?”, reflexiona.

“A veces en el entorno cercano de la mujer puede surgir cierta incomprensión, de su pareja, familia, amigos o compañeros de trabajo, ante las fluctuaciones de la libido, cambios de humor, alteraciones físicas u hormonales o la desconcentración, olvidos y cansancio que pueda experimentar”, explica Legorburu.

Claves del éxito

Para afrontar la sensación de rechazo o las situaciones de incomprensión debes tener en cuenta estos consejos:

Cuida tu alimentación y realiza ejercicio físico en función de tus posibilidades y gustos, como por ejemplo andar.

Sal con tus amig@s, participa en actividades sociales, y no te quedes en casa, ni dejes de relacionarte.

Dedica un tiempo cada día a estar contigo misma y hacer lo que te guste: leer, tocar el piano, hacer manualidades, meditar…

Dedica un tiempo cada día a estar contigo misma y hacer lo que te guste: leer, tocar el piano, hacer manualidades, meditar…

Consulta a profesionales de la salud, como tu médico o ginecólogo, ya que sea lo que sea no eres la primera ni la última.

Infórmate sobre la Medicina Integrativa (tradicional y complementarias combinadas) que complementa los tratamientos médicos con los de bienestar personal y apoyo emocional.

Acéptate, gústate y quiérete a ti misma y recuerda que la belleza está en el interior, y la felicidad se refleja en el rostro.

Recuerda que la opinión que tienen los otros de ti no es tu opinión ni tu problema, sino el de los demás.

Pide ayuda cuando la necesites, ya que no te hace más débil, tanto a nivel físico como emocional.

Asume solo las responsabilidades que te corresponden, sin convertirte en esclava de tus padres, hijos ni pareja.

Valora las cosas positivas que no tenías hace 20 años: aprende a distinguirlas y disfrútalas. ¡Son muchísimas!

Acéptate, gústate y quiérete a ti misma y recuerda que la belleza está en el interior, y la felicidad se refleja en el rostro.

Añade a tu vida sentido del humor, pase lo que pase. No te tomes la vida demasiado en serio. Pocas cosas son tan serias como crees.

Date permiso y permítete aceptar tus cambios. Hay cosas que no están en tus manos y que no puedes controlar.

Recuerda poner límites en tu entorno explicando con todas las letras y a todos los que sea necesario, ¡que no puedes con todo!

No olvides que tienes derecho a: cambiar, evolucionar, actuar de otro modo, opinar diferente y dejar atrás el sentimiento de culpa.

Huye de las etiquetas y enseña a los jóvenes que, a cualquier edad, hay belleza y que aprendan a valorarlo.

Acepta a aquella gente a la que le cueste ponerse en tu lugar, ya que al no vivir la situación en primera persona necesitarán tiempo para asumir los cambios y nuevos roles.

Mejora tu vida sexual

Para aumentar el deseo: maneja el estrés, resuelve los problemas de pareja y de comunicación. Enfócate en la intimidad.

Separa tiempo para el acto sexual y concéntrate en disfrutarlo.

Añade a tu vida sentido del humor, pase lo que pase. No te tomes la vida demasiado en serio. Pocas cosas son tan serias como crees.

Aumenta la excitación: aumenta el tiempo del juego preparatorio antes del acto sexual. No fumes ni ingieras alcohol en exceso. Usa lubricantes vaginales si sientes resequedad vaginal.

Alcanzar el orgasmo: aumenta el estímulo sexual. Puedes intentar juegos y utilizar la fantasía e imaginación.

Minimizar el dolor: intenta distintas posiciones y lleva a cabo otras actividades sexuales que no envuelvan la penetración. Usa lubricantes si tienes resequedad vaginal y vacía la vejiga antes del acto sexual. Permite suficiente tiempo para la excitación antes de la penetración. Si la resequedad vaginal no se mejora con lubricantes, visita tu médico ya que existen tratamientos muy efectivos para resolver ese problema.

Para aumentar el deseo: maneja el estrés, resuelve los problemas de pareja y de comunicación. Enfócate en la intimidad. Separa tiempo para el acto sexual y concéntrate en disfrutarlo.

Si no has notado mejoría, visita un profesional de la salud con conocimiento en estos temas, como el ginecólogo y un sexólogo. Sé abierta y honesta. Involucra a tu pareja. No hay por qué sentirse avergonzada. Todo tiene solución si se atiende a tiempo.

Fuente: American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)

Niña bonita (Psicomagia, 3ª parte)

Nina-bonita-sin-mano-10

“Hasta que no sales de tu zona de confort, no puedes experimentar como el Universo se expande para sostenerte y cómo recibes todo lo que necesitas a cada paso que das”.

5. APRENDE A CREER

Hasta que no sales de tu zona de confort, no puedes experimentar como el Universo se expande para sostenerte y cómo recibes todo lo que necesitas a cada paso que das.

De la misma manera que los sépalos de una flor sostienen sus pétalos, cuando la flor se abre, el Universo te sostiene a ti a cada paso que das.

CREER ES CONTEMPLAR la POSIBILIDAD y LA EXISTENCIA DE LO QUE aún NO VES

Para poder realizar cambios en tu Vida es necesario abrirse a CREER EN LA POSIBILIDAD DE QUE ESO SUCEDA. Pero para poder CREER primero es necesario empezar a COMPRENDER.

AUMENTA TU FE

A veces parece que todo va al revés de lo que esperábamos. En todo momento, y más en esos momentos, es muy importante mantener la calma. Recuerda que lo que ves es sólo el fruto de tus creencias del pasado. Lo que ves, simplemente te muestra lo que pensaste ayer.

A veces vivimos experiencias que nos parecen muy humillantes o injustas, en esos momentos, si no quieres volver a vivir lo que está sucediendo, revisa qué pensamientos y actitudes necesitas cambiar y declara:

“Esto no puede ser real, esto es sólo para que yo aprenda. Esto va a cambiar”.

Y añade lo que tú quieres que sea real:

“Yo soy…”

“Yo me merezco…”

“Yo quiero…”

“Yo deseo completamente…”

“Yo elijo…”

Mientras tú mantengas la calma y tengas claridad acerca de lo  que quieres y te mereces vivir, todo irá bien.

caperucita

” (…) todas las experiencias aberrantes que vivimos, se esfuman cuando sustituimos las creencias limitantes, distorsionadas o insanas del pasado por otras creencias que son buenas y sanas para nosotros. Es decir, la realidad cambia, cuando cambias tu forma de pensar. Por eso, ten fe y deja que las dudas se disipen ante la claridad”.

La CLARIDAD Y LA PAZ lo pueden todo. De la misma forma que la oscuridad desaparece cuando llega la LUZ, todas las experiencias aberrantes que vivimos, se esfuman cuando sustituimos las creencias limitantes, distorsionadas o insanas del pasado por otras creencias que son buenas y sanas para nosotros. Es decir, la realidad cambia, cuando cambias tu forma de pensar. Por eso, ten fe y deja que las dudas se disipen ante la claridad.

NADIE PUEDE HACERTE SOMBRA, SALVO TUS PROPIAS DUDAS

Cuando lo que pides no llega a tu vida puede ser debido principalmente a dos razones:

  1. Que lo que has pedido no es realmente bueno para ti.
  2. Que aún no estés preparado para recibirlo y antes de recibirlo hay algo que debas aprender.

Como ya vimos en el primer paso del proceso de manifestación, no siempre sabemos lo que es bueno para nosotros, y sin darnos cuenta, pedimos cosas que nos harán sufrir.

Si tu hijo de dos años te pide unas tijeras de punta muy afiladas, tú no se las vas a dejar, porque sabes que podría hacerse mucho daño.

Pues bien, sin darnos cuenta, nosotros a veces confundimos dolor con placer, porque nos hemos acostumbrado a que, para recibir placer, hay que sufrir. Y lo último que quiere Dios es, que tú sufras.

Y lo más increíble de todo, es que hemos experimentado tan poco la verdadera alegría  y la plenitud de vivir, que nos asusta vivirla en grandes dosis y casi nunca pedimos lo que realmente nos haría felices.

No me creas, toma conciencia de estas palabras y compruébalo tú mismo.

84-8488-054-0i3

“SI TUVIERAS LA CERTEZA DE QUE DIOS SIEMPRE TE DA LO QUE LE PIDES, TE SENTIRÍAS PLENO. ¿Dejarías de preocuparte, verdad? En realidad, cuando te preocupas, lo que estás haciendo es desconfiar de Dios y creer en tus miedos”.

Otro factor a tomar en cuenta es el tiempo. Recuerda que normalmente todo llega con un poco de retraso. Por eso, es tan importante que no te desanimes cuando pienses que lo estás haciendo genial, y de repente aparecen los resultados que estabas tratando de evitar.

Recuerda que lo que ahora recibes es el fruto de lo que pensaste ayer. Y que el fruto de lo que estás pensando y haciendo hoy, lo recogerás más adelante.

SI TUVIERAS LA CERTEZA DE QUE DIOS SIEMPRE TE DA LO QUE LE PIDES, TE SENTIRÍAS PLENO. ¿Dejarías de preocuparte, verdad?

En realidad, cuando te preocupas, lo que estás haciendo es desconfiar de Dios y creer en tus miedos. Es decir, sufres cuando crees que tus miedos saben más que Dios.

Impresionante, ¿verdad?

Cuando te crees que sabes más que Dios sufres. No es Dios quien te hace sufrir, si no tú que te empeñas en que te den las tijeras súper afiladas.

CUANDO LAS COSAS NO VAYAN COMO TÚ ESPERAS, AUMENTA TU FE

Estoy convencida de que tus planes son preciosos, pero los del Universo son mejores. Porque el sabe lo que realmente te hace feliz y de lo que realmente eres capaz. El Universo conoce tu verdadero valor, porque fue quien te creó.

Por eso, cuando las cosas no vayan como Tú esperas, no temas, no te preocupes. CONFÍA, CREE EN quien sabe más que Tú. CONFÍA EN QUIEN CONOCE LAS INFINITAS POSIBILIDADES.

72ea0a20725197.562f017e2186e

“Cambia tu mirada, de fuera a dentro. Lo que ves reflejado en el mundo material es sólo eso, un reflejo de tus pensamientos. Si no te gusta lo que ves, realiza el cambio dentro, cambiando tus pensamientos y pasado un tiempo, verás como el exterior cambia”.

Cambia tu mirada, de fuera a dentro. Lo que ves reflejado en el mundo material es sólo eso, un reflejo de tus pensamientos. Si no te gusta lo que ves, realiza el cambio dentro, cambiando tus pensamientos y pasado un tiempo, verás como el exterior cambia.

No le des ninguna importancia a lo que ves ahí fuera. Pregúntate ¿qué pensamiento ha generado eso? y cambia el pensamiento.

Imagina, visualiza lo que realmente quieres que suceda. Siempre en armonía con el Universo, sin manipular ni privar de su libertad de elección a nadie.

Dedica tiempo a liberar tu estrés y a cambiar tu energía, a hacer yoga, a conectar con la naturaleza, a respirar. Se trata de trabajar en el mundo interno, en el pensamiento, en la emoción y en el alma. Por eso es muy bueno que cuides tu cuerpo y que liberes tus excesos emocionales acumulados, como ansiedad, sufrimiento, estrés o preocupación.

Y practica ejercicios que te ayuden a elevar tu vibración y a liberar ese estrés. Cantar por ejemplo también es muy bueno porque para hacerlo necesitas concentrarte en la respiración. Y la respiración es la herramienta más poderosa para eliminar el estrés y la angustia, para llenarte de energía nueva, de armonía y de paz.

Es normal que a veces no sepamos muy bien qué nos pasa o por qué no nos sentimos todo lo bien que nos gustaría.

Es bueno hacer cosas nuevas, probar. Cualquier acción es mejor que permanecer paralizado por miedo a equivocarse o por no saber. No le des tanta importancia al hecho de equivocarse. Todas las acciones son acertadas, porque todas nos enseñarán algo, nos mostrarán a dónde nos llevan. Si una acción no te ha llevado donde tú querías, prueba a hacer las cosas de otra forma la próxima vez. No hay error, todo es aprendizaje.

Cuando tú te enfocas en tu jardín interior, decretas lo que es bueno para ti, te amas y te olvidas de los resultados y sigues adelante, pronto verás aparecer los frutos. Eso sí, no desentierres las semillas cada dos por tres para ver si funciona.

a_eco_le_gusta_3533

“Es bueno hacer cosas nuevas, probar. Cualquier acción es mejor que permanecer paralizado por miedo a equivocarse o por no saber (…) Cuando tú te enfocas en tu jardín interior, decretas lo que es bueno para ti, te amas y te olvidas de los resultados y sigues adelante, pronto verás aparecer los frutos”.

6. TOMA ACCIÓN. ROMPE EL PATRÓN. EL PRECIO DE TUS SUEÑOS. ELEVA TU ENERGÍA.

(…)  Y efectivamente, repetir frases y aprender a pensar en positivo no es suficiente, si luego te quedas parado y no haces nada más.

EL PRECIO de tus SUEÑOS

Hacer tus sueños realidad exige un precio. Salir de tu zona de confort, hacer todo lo que sea necesario, creer en ellos pase lo que pase y perseverar siempre con paciente amor.

PARA RECIBIR, PRIMERO HAY QUE DAR

Y PARA TENER PRIMERO HAY QUE SER Y LUEGO HACER

Recuerda el orden:    1º. SER >>>>>>    2º. HACER >>>>>>    3º. TENER

El siguiente paso en el proceso de manifestación, una vez que ya crees en tus sueños, es llevar a cabo todas las acciones necesarias. Y cuando digo “necesarias” me refiero a todas aquellas acciones que sean buenas para ti y respetuosas con tu entorno.

Después de haber aprendido a escucharte y a cambiar tus creencias limitantes por otras que te abran las puertas al cambio que deseas ver en tu vida, tomar acción es mucho más sencillo.

Porque cuando tú crees en tus sueños y en tu capacidad para conseguirlo, reduces los riesgos al mínimo. Ya que la confianza es el polo opuesto al miedo. En los pasos anteriores se trataba de conseguir dar más fuerza a ti y a tus sueños que a tus miedos. Si aún te sientes paralizado por tus miedos, sigue reforzando tu autoestima, tus creencias potenciadoras y dando calor a tus sueños, pero también empieza a dar pasitos.

Si algo te da miedo, pregúntate ¿qué es lo peor que podría pasarme?

Al ego le encanta el drama y es muy fatalista. Se monta unas películas de terror impresionantes. Pero tú tienes el poder de desmontarlo con preguntas.

acuarela_rapunzel

“Hay acciones que necesitan ser valoradas antes de emprenderlas, por el riesgo que entrañan. Pero hay otras, las que bloquean, como la vergüenza o el miedo a nos ser capaz, que lo mejor que puedes hacer en esos momentos es no pensar y directamente, tomar acción”.

Hay acciones que necesitan ser valoradas antes de emprenderlas, por el riesgo que entrañan. Pero hay otras, las que bloquean, como la vergüenza o el miedo a no ser capaz, que lo mejor que puedes hacer en esos momentos es no pensar y directamente, tomar acción.

El miedo es un telón, que desaparece cuando lo atraviesas. Parece un muro, pero en realidad ese muro es de papel.

Si has perseverado en el trabajo de cambio de creencias, tomar acción es muy fácil. Las creencias limitantes son como una cuerda que te mantienen atado a la silla en la que estás sentado. Por eso, una vez que desatas esas cuerdas, levantarte es mucho más sencillo. Ya no tienes que hacer tanto esfuerzo.

Sigue dando calor a tus sueños, empodérate con tus declaraciones mientras haces lo que más te gusta, bailar, correr, nadar. Combinar las declaraciones positivas con el deporte es un ejercicio muy poderoso.

ELEVA TU ENERGÍA PARA ENVIAR TU SUEÑO A LA REALIDAD

Eleva tu vibración para que tus sueños vuelvan pronto hechos realidad y olvídate de ellos. Das el botón “enviar” y te despreocupas del proceso. DELEGAR.

Escucha a tu intuición y cuando la inspiración llegue, eleva tu energía, empodérate y toma acción!!!! Y no te detengas!!! No mires atrás. Mira a tus sueños de frente y siéntelos en tu corazón como si ya fueran reales.

Diente de león

“Las creencias limitantes son como una cuerda que te mantienen atado a las silla en la que estás sentado. Por eso, una vez que desatas esas cuerdas, levantarse es mucho más sencillo. Ya no tienes que hacer tanto esfuerzo”.

¿QUE HARÍAS SI SUPIERAS QUE NO PUEDES FALLAR?

¡Todo lo necesario! ¿no?

Pues bien, ya sabes lo que tienes que hacer. Repítete y refuerza pensamientos de este tipo:

YO PUEDO, YO SOY CAPAZ, YO QUIERO

Y YO ELIJO ABRIR LA PUERTA A MIS SUEÑOS.

PASE LO QUE PASE SIEMPRE SALGO GANANDO.

EL ÉXITO ESTÁ ASEGURADO. SIEMPRE ESTOY A SALVO.

ME MEREZCO TODO LO MEJOR Y 

PERMITO QUE EL UNIVERSO OBRE MILAGROS EN MI VIDA.

LO QUIERO, LO PERMITO Y LO ACEPTO.

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

Cuida los ambientes en los que te metes y protege tu energía. Y puede que te preguntes ¿Y qué hacemos con los seres queridos que aun están dormidos en el victimismo?

En ese caso, protege tus sueños, guárdalos en secreto hasta que ya sean tan grandes que no puedas ocultarlos. Piensa que el sueño es como un bebé que se está gestando en el interior del útero. Al principio, ese bebé necesita mucho calor y amor, y recomiendan mantenerlo en secreto hasta que sea tan grande que ya no puedas ocultarlo, porque ya está fuerte y ya ha empezado a hacerse realidad. Ya es evidente.

Además puedes practicar el ho´ponopono con las personas que necesitan aumentar su fe y enviarles mucho amor.

Sonríeles, trátales con cariño y controla el tiempo que puedes pasar a su lado sin que a ti te deje sin energía. Cuando te hablen de desgracias practica el ho´ponopono, es decir el “te amo” a modo de mantra, es algo así como activar una membrana protectora, que impedirá que su energía negativa entre en ti (…).

Medical - Baby Delivery

“Piensa que el sueño es como un bebé que se está gestando en el interior del útero. Al principio, ese bebé necesita mucho calor y amor, y recomiendan mantenerlo en secreto hasta que sea tan grande que ya no puedas ocultarlo, porque ya está fuerte y ya ha empezado a hacerse realidad”.

7. EL DESAPEGO Y LA GRATITUD

QUERER ALGO SIN APEGO POR EL RESULTADO, es creer que algo es posible sin sentir la necesidad de que esto suceda.

El miedo a no conseguir algo surge de la idea de CARENCIA. Si tú estás convencido de que algo es tuyo o que algo sucederá aunque aun no lo veas, estarás relajado, porque esa emoción parte de la idea de ABUNDANCIA. Pero si tienes miedo a no recibirlo o si sientes la necesidad de recibirlo, es porque partes de la idea de carencia.

Atraemos lo que sentimos. Desde antes de nacer, todo está dispuesto para ti, aunque tú no puedas verlo o no seas consciente de ello. De la misma forma que cuando un bebé nace, sus padres ya lo tienen todo preparado.

Si tú dudas o desconfías de este hecho, es porque crees en la idea de carencia. Y CREER ES DAR PODER. Para que el Amor, la Abundancia o la Salud lleguen a tu vida, necesitas creer en ellas.

Si algo quieres que fluya hacia a ti, formula tu deseo, haz todo lo que esté en tu mano y a continuación desvía tu atención hacia otras cosas. No estés tan pendiente de cuándo ni de cómo llegará.

Es como cuando coges el ave Madrid-Barcelona. Tú seleccionas el billete que quieres, lo compras, te subes al tren y disfrutas del viaje, la lectura, el paisaje, la peli, una siesta, aprovechas para trabajar o lo que quieras.

Te despreocupas porque sabes que vas a llegar a tu destino. No vas a preguntarle al conductor cada cinco minutos “¿Pero de verdad que vamos a llegar a Barcelona? ¿Pero conoce usted bien el camino? ¿Y cuánto queda?”

El conductor del tren es tu mente (tus pensamientos) la que lleva tus peticiones al Universo. Tus emociones son el combustible y tu motivación es el motor.

20150418_093006

“Si algo quieres que fluya hacia a ti, formula tu deseo, haz todo lo que esté a tu mano y a continuación desvía tu atención hacia otras cosas. No estés tan pendiente de cuándo ni de cómo llegará (…) Y para dejar de preocuparte, lo mejor es que te ocupes en otra cosa”.

Y para dejar de preocuparte, lo mejor es que te ocupes en otra cosa.  Es como cuando envías algo por correo, vas a la oficina de correos, lo envías y te desentiendes. Ya has hecho todo lo que está en tu mano. A partir de ese momento, dedícate a hacer otras cosas.

La mente que se preocupa es porque está desocupada, es decir, no está haciendo lo que tiene que hacer. Por eso, cuando hayas hecho todo lo que está en tu mano, conecta con el presente y disfrútalo, dedícate a ser feliz, celebra que ya has hecho todo lo que estaba en tus manos y empieza a sembrar el siguiente objetivo.

Somos sembradores. Sigue sembrando y cultivando tu jardín interior y dedícate a dar lo que tú has venido a dar, y todo lo que pidas llegará a ti (…).

* ¿CUÁLES SON LOS ERRORES MÁS COMUNES?

  1. Malinterpretar las señales.
  2. Dejarnos impresionar por nuestros sentidos.
  3. Desanimarnos antes de tiempo. Falta de perseverancia.
  4. Cabrearse con uno mismo o con otros.
  5. Culparse a uno mismo o a los demás.
  6. Querer controlarlo todo. Falta de confianza.

¿Cuántas veces te has desanimado después de llevar un tiempo trabajando en un objetivo y te encuentras con un muro que te dice “por aquí no”?

Es muy importante aprender a no desanimarse, a no frustrarse, a no cabrearse y no culparse. Aquí es muy importante amarse a fondo y tratarse con infinita paciencia.

Deja de mirar hacia el foco de dolor y dirige tu mirada hacia tu objetivo. ¿Qué puedes hacer para llegar a él?

Pregúntate ¿Qué puedo hacer hoy por mi sueño? ¿Qué puedo hacer hoy por mi? ¿Qué necesito aprender?

Si en algún otro momento de tu vida conseguiste algo parecido pregúntate. ¿Qué hiciste para conseguirlo en aquel momento?

Anímate constantemente y si los viejos caminos no te llevaron donde querías, prueba caminos diferentes (siempre y cuando sean buenos para ti y respetuosos con tu entorno).

Ten en cuenta que todo llega a nuestra vida con un poco de retraso (…) Por eso hay veces que cuando mejor sabemos que lo estamos haciendo, de repente aparece algo que nos decepciona y decimos “otra vez nooooo” y pensamos que hemos hecho algo mal, y no tiene por qué. Normalmente es por el desfase de tiempo que existe entre nuestros pensamientos/acciones y los frutos.

te-quiero-nina-bonita-portada

“Es muy importante aprender a no desanimarse, a no frustrarse, a no cabrearse y no culparse. Aquí es muy importante amarse a fondo y tratarse con infinita paciencia”.

Otro factor muy importante a tener en cuenta es nuestra falta de fe. Si tú supieras que Dios quiere lo mejor para ti y que te lo va a dar y lo creyeras firmemente, se acabaría el sufrimiento den tu Vida. Pero como te falta Conocimiento, que es el que te lleva a la Fe, te cuesta creerlo, y esa duda es la que te hace SUFRIR.

Tu Ego quiere controlarlo todo, porque no reconoce el poder del Amor. Y es el ego, en realidad quien te hace sufrir. Pero no lo odies, porque es una parte de ti. Simplemente ignórale, no le des poder con tu atención. Todo se puede conseguir con entrenamiento, aprendiendo a tomar consciencia cada día de esas dos voces, la que te hace dudar y te lleva al dolor. Y la de la claridad, que te lleva a la paz y al amor.

Fuente: Rut Nieves, El proceso de manifestación. El método de los 7 pasos (Capítulo 18), Manual avanzado de manifestación (2015)

Niña bonita (Psicomagia, 2ª parte)

Cuento-de-luz-web

“Tu vida puede ser una experiencia maravillosa o una auténtica pesadilla. Tu estado emocional va a depender no tanto de lo que te suceda, sino de cómo elijas ver lo que te sucede. Y lo que tú vivas va a depender de lo que tú elijas creer”.

3. TU PODER DE ELECCIÓN ¿QUÉ QUIERES CREER?

“Tu Vida puede ser una experiencia maravillosa o una auténtica pesadilla. Tu estado emocional va a depender no tanto de lo que te suceda, sino de cómo elijas ver lo que te sucede. Y lo que tú vivas va a depender de lo que tú elijas creer.

AQUELLO EN LO QUE CREAS FIRMEMENTE Y SIENTAS EN TU CORAZÓN, ES AQUELLO QUE SE HARÁ REALIDAD.

Como ya hemos visto, siempre que seas consciente, TÚ TIENES LA OPCIÓN DE ELEGIR.

¿ A qué pensamiento quieres dar poder?

  1. Puedes Creerte todo lo que te digan tus miedos y eso será lo que se manifestará en tu Vida.
  2. Puedes elegir CREER lo que Tú quieres que se haga realidad en tu vida.

Imagina que cada vez que ves u oyes algo, tu mente te da un archivo informativo, es decir, emite un juicio o pensamiento. Tu lo revisas y si no te parece sano para ti, tienes la opción de cambiarlo por otro que tu consideres sano para ti.

(…) Aprendimos todo a base de escuchar las mismas cosas un millón de veces. Ahora tú puedes cambiar esos pensamientos que son dañinos para ti haciendo lo mismo.

AQUELLO que ELIGES CREER, es aquello que acabará HACIÉNDOSE REALIDAD en TU VIDA

Es probable que te suene increíble, pero simplemente tienes que probar a comprobarlo por ti mismo.

Si te quedas en el no me lo creo y por eso no lo hago, nunca lo podrás comprobar. Será tu elección.

23-y-24

“Imagina que cada vez que ves u oyes algo, tu mente te da un archivo informativo, es decir, emite un juicio o pensamiento. Tu lo revisas y si no te parece sano para ti, tienes la opción de cambiarlo por otro que tu consideres sano para ti”.

Tu Poder de Elección

Tú siempre puedes elegir que es lo que quieres CREER.

En cierta ocasión estaba esperando para embarcar en el aeropuerto del Prat en Barcelona. Y justo antes de embarcar nos comunicaron que nuestro avión no iba a volar y que teníamos que esperar 2 horas aproximadamente al siguiente, para poder volar. Así que me fui tranquilamente a comer y a escribir un rato.

Mientras esperaba, las personas que estaban al lado no paraban de quejarse, todo eran problemas.

Yo en cambio me sentía súper feliz porque cada vez que algún imprevisto cambia mis planes pienso: “Eso es que el Universo está preparando algo maravilloso para mí. Si ese avión no ha salido, es porque de alguna manera eso es lo mejor para mí”.

Creo que el Universo me ama y me sostiene en todo momento. Especialmente cuando las cosas no salen como yo espero y toman un rumbo inesperado. Es algo así como (…) Él sabe lo que hace y yo confío plenamente en que todo se resolverá bien para mi”.

Evidentemente, es sólo un pensamiento entre los millones de pensamientos que podría elegir.

“El Universo me sostiene y me protege en todo momento. Siempre estoy a salvo”.

Al final, el vuelo salió antes de lo previsto, todo fue genial y los días que pasé en Turín, fueron una experiencia maravillosa.

Recuerda: Tus palabras tienen el poder de modificar tus pensamientos, tus pensamientos determinan tu estado emocional y ambas cosas determinan aquello que atraes a tu vida en cada momento.

Por esa razón, aquello que deseas conseguir, es aquello que necesitas creer.

¿Cómo se cambia una creencia?

(…) Si quieres un CAMBIO en tu vida, conviértelo en un HÁBITO.

Daniel Víctor.-Canadá.-abril2[2]

“Recuerda: Tus palabras tienen el poder de modificar tus pensamientos, tus pensamientos determinan tu estado emocional y ambas cosas determinan aquello que atraes a tu vida en cada momento”.

4. ABRE LAS PUERTAS A LA INSPIRACIÓN

Aprender a leer los mensajes

La vida constantemente nos enseña el camino que hemos de seguir para llegar a nuestros sueños. Pero si no comprendemos el lenguaje que la vida emplea, nos sentiremos perdidos.

Imagínate que te encuentras en un vestíbulo lleno de puertas. Todas las puertas están cerradas y son opacas, no puedes ver a través de ellas. Y en cada puerta hay un letrero en el que dice qué hay detrás de la puerta. Pero ese letrero está en ruso, o en un idioma que tú no entiendes.

Tú quieres vivir tus sueños y sabes que tus sueños están detrás de una de las puertas. Pero si no sabes leer lo que dice el letrero, no puedes adivinar lo que hay detrás de cada puerta.

La vida es así. A veces, no nos queda otro camino que abrir la puerta y vivir esa experiencia para saber si ese camino me lleva a mis sueño o me aleja.

La buena noticia es que nunca hay error, todo es aprendizaje. Cada experiencia te dará una pista importante para llegar a tus sueños.

Es cierto que hay caminos más cortos y otros más largos. Y depende de tus elecciones, llegarás antes o después. Una cosa es clara. LLegarás a ellos cuando hayas aprendido todo lo que necesitabas para llegar hasta allí.

Y a través de esas experiencias, la vida nos enseñará su lenguaje. La vida nos enseña a través del reflejo. Como ya hemos visto, cuando ves algo que te molesta en tu vida, la vida te está enseñando lo que tú (normalmente inconscientemente) te haces a ti mismo.

Y gracias a las manifestaciones que ves en tu vida, puedes saber si te has desviado del camino o si vas bien.

pilar-campos-valentina-web

“Y a través de esas experiencias, la vida nos enseñará su lenguaje. La vida nos enseña a través del reflejo. Como ya hemos visto, cuando ves algo que te molesta en tu vida, la vida te está enseñando lo que tú (normalmente inconscientemente) te haces a ti mismo. Y gracias a las manifestaciones que ves en tu vida, puedes saber si te has desviado del camino o si vas bien”.

Abre las puertas a tu inspiración

Cuando una nueva idea inspirada llega a tu mente. Tu mente lo primero que hace es juzgarla y rechazarla. Su misión es protegerte y evitar el cambio a toda costa. Porque eso le supone un gasto de energía adicional.

Cuando una nueva idea llegue a tu cabeza pregúntate hacia donde te lleva esa idea. ¿Te lleva hacia lo que tú quieres? ¿o te aleja?

Evalúa si hay algún riesgo en tomar acción. ¿Pierdes algo por llevar esa acción acabo? ¿O te acerca a lo que tú quieres?

Si tu mente te dice, “eso es una tontería”, “no funcionará”, “es inútil”, “saldrá mal”, etc… sólo son creencias limitantes, algo así como programas defectuosos de la mente. Porque lo que hacen es separarte de tu naturaleza divina y del poder del amor que reside en ti.

Este tipo de creencias son las que te mantienen anclado en el pasado, haciendo que se repita en el presente la misma realidad una y otra vez. TUS CREENCIAS son los límites que establece tu mente, que delimitan tu mundo. Tus CREENCIAS son los archivos de tu mente, millones y millones de frases, transcripciones almacenadas de tus recuerdos y experiencias vividas en el pasado.

21

“Hay creencias muro y hay creencias puerta (…) Los miedos sólo son los muros de tu mente. Y detrás de cada muro, se esconde un nuevo horizonte, una oportunidad, un talento, un sueño”.

(…) Tus creencias son como las paredes de la casa donde vives. Tus creencias delimitan el tamaño de tu mundo. Hay creencias muro y hay creencias puerta. Las creencias limitantes son los muros, no te dejan ver más allá. Las creencias potenciadoras son las puertas, que te permiten el paso a lo que tú quieres.

Los miedo sólo son los muros de tu mente. Y detrás de cada muro, se esconde un nuevo horizonte, una oportunidad, un talento, un sueño.

Abre puertas donde sólo había muros y una nueva vida aparecerá ante ti.

Cuando usas el PODER DE LA IMAGINACIÓN no hay límites de lo que puedes lograr.

Todo lo que tienes que hacer es contemplar la presencia de lo que quieres en tu vida.

Es al contemplar algo, cuando lo atraes a tu vida.

Nuestro primer gran poder es el ELEGIR, TOMAR DECISIONES. SOÑAR o IMAGINAR es nuestro segundo gran poder. Por eso, mira alrededor y abre los ojos a las oportunidades que aún no has visto.

Es en la contemplación de aquello que deseas, lo que crea esa realidad. Porque al contemplarlo en tu mente, esa visión generará una emoción con una vibración característica que atraerá a tu vida una realidad semejante a tus pensamientos al plano físico. Todo está en tu voluntad de contemplarlo. Porque cuando lo contemples, lo creerás y cuando lo creas, harás todo lo necesario para llegar hasta allí.

NIÑA BONITA

“Pero si no sueñas, por miedo a la frustración de no conseguirlo, tu vida nunca va a cambiar. Por eso, vuelve a soñar. Dale alas a tu imaginación y desarrolla tu poder creativo. Y cuando una nueva idea llegue a tu mente, escúchala, valórala y si puede llevarte a donde tú quieres, dale una oportunidad”.

Pero si no lo crees posible, no te atreverás a asumir ningún riesgo. ¿Estás de acuerdo?

Desde que nacemos, nuestras creencias empiezan a definir una imagen en nuestra mente subconsciente, y esas imágenes que grabamos en nuestra mente durante nuestra infancia, son las que van a reproducirse en nuestra vida como realidades una y otra vez.

Cada vez que tú sueñas con algo, estás grabando una imagen nueva. Por eso es tan importante que Tú desarrolles el poder de tu imaginación, porque es al soñar, al imaginar, cuando creas imágenes, cuando grabas en tu mente esas imágenes, que más tarde se manifestarán en tu vida.

Pero si no sueñas, por miedo a la frustración de no conseguirlo, tu vida nunca va a cambiar. Por eso, vuelve a soñar. Dale alas a tu imaginación y desarrolla tu poder creativo. Y cuando una nueva idea llegue a tu mente, escúchala, valórala y si puede llevarte a donde tú quieres, dale una oportunidad.

Fuente: Rut Nieves, El proceso de manifestación. El método de los 7 pasos (Capítulo 18), Manual avanzado de manifestación (2015).

Niña Bonita (Psicomagia, 1ª parte)

nina-bonita-plop

” Para poder conseguir lo que aún no tienes, has de aprender algo que todavía no sabes, hacer algo que aún no has hecho (…) Y para poder aprender es imprescindible que estés dispuesto a VER LAS COSAS DESDE OTRO PUNTO DE VISTA y en definitiva, para APRENDER es necesario estar dispuesto a CAMBIAR.

Por eso, con cambiar me refiero, a cambiar tu punto de vista, tu sistema de pensamiento. Nuestras creencias son como la estructura de un edificio. Para levantar un sueño es necesario primero levantar una estructura que lo sostenga.

(…) Del mismo modo, diferentes pensamientos sostienen diferentes sueños. O dicho de otra forma, diferentes pensamientos, sostienen diferentes realidades.

Una persona insegura, miedosa, que no se valora, nunca podrá levantar un imperio empresarial. Para llevar a cabo un sueño, es necesario pensar de una determinada manera, para poder levantarlo, sostenerlo y llevarlo a cabo.

Es necesario tener un determinado sistema de pensamiento, y eso en resumidas cuentas se refiere a poseer una serie de creencias que permitan que tu sueño se sostenga, crezca y prospere. Porque las creencias son la estructura y los cimientos de cualquier proyecto que emprendamos en la vida.

Una persona con mentalidad de carencia, no llegará a la abundancia. Para generar abundancia, es necesario adquirir primero un sistema de creencias determinado.

Y una persona con mentalidad muy crítica y baja autoestima, no conocerá la felicidad estando con otra persona, hasta que no aprenda a amarse a sí misma. Para disfrutar de una pareja, primero es necesario amarse a uno mismo y sentirse bien con uno mismo, y eso es el resultado de adquirir un sistema de creencias determinado.

Y las creencias (…) por muy arraigadas que estén en la mente, se pueden cambiar.

TODO se PUEDE APRENDER,

SIEMPRE y CUANDO estés DISPUESTO A CAMBIAR

jimmy liao 1

 

1. SÉ HONESTO CONTIGO MISMO ¿QUÉ ES LO QUE QUIERES?

El primer paso consiste en descubrir qué es lo que realmente quieres. Porque lo que tú crees que quieres no siempre corresponde con lo que de corazón quieres.

A menudo disfrazamos nuestros propósitos. Queremos conseguir algo, no por el logro en sí, sino por las consecuencias que ese hecho puede traer consigo.

Por ejemplo. Puede que un niño quiera estudiar una ingeniería, no por que al niño le encante la ingeniería, sino para recibir el reconocimiento y la aprobación de sus padres.

¿Cuántas veces has hecho algo para agradar a alguien o para recibir su cariño? Cuando en realidad, no era eso lo que más querías.

A veces nos empeñamos en conseguir algo y por más que lo intentemos, eso no llega o no lo conseguimos. Como veremos más adelante, hay varias razones para explicar por qué a veces no conseguimos lo que queremos. Pues bien, la primera razón es porque en realidad, nosotros no queremos eso.

Por mucho que te cueste creerlo, ahora mismo estás donde tu quieres estar o donde tú has elegido estar. Y cuando digo Tú, en realidad me refiero, a lo que subconscientemente quieres. Otra cosa muy distinta es que seas consciente de ellos.

jimmy liao 2

“Por eso, el primer paso es sincerarte contigo mismo y preguntarte: ¿Qué es lo que realmente quiero? La segunda pregunta sería: ¿Para qué lo quiero?”

Por eso, el primer paso es sincerarte contigo mismo y preguntarte:

¿Qué es lo que realmente quiero?

La segunda pregunta sería:

¿Para qué lo quiero?

Y después:

¿A qué me acercará?

¿De qué me alejará?

¿Qué puedo ganar?

¿Qué puedo perder?

Responder a estas preguntas con HONESTIDAD te aclarará muchas cosas.

La segunda razón más común por la que no conseguimos lo que queremos, es porque lo que pedimos es imposible. Y con imposible, me refiero a que a veces pedimos algo, porque creemos que ese algo nos va a hacer felices.

Encontrar la felicidad fuera de ti, es algo imposible. Ya que la felicidad se encuentra dentro de uno mismo. Por eso cuando buscas la felicidad fuera, en el dinero o en una pareja, lo que obtienes es mucha frustración y mucho sufrimiento. Porque estás buscando algo en el sitio equivocado.

11

“Por eso, cuando te sientas bloqueado o que algo que deseas no llega, lo más sabio es pedir CLARIDAD e INSPIRACIÓN, que te muestren qué pensamientos están generando esas carencias en tu vida”.

Está bien que quieras tener pareja y dinero. El error es creer que eso te va a solucionar  tu insatisfacción, te va a devolver la paz y te va a hacer sentir feliz.

Tú puedes desear algo por el hecho de vivir esa experiencia, por el deseo de compartir, experimentar. Pero cuando pides desde la necesidad de algo para ser feliz, estás infringiendo las leyes de la Felicidad. Ya que estás partiendo de la base equivocada.

Nada externo puede satisfacer tus necesidades internas. Tus necesidades internas sólo pueden ser satisfechas dentro de ti.

Dicho de otra forma, cuando tú experimentas necesidad de algo es porque dentro de ti, te lo estás negando, con alguna creencia o bloqueo emocional, que impide (cierra la puerta a) que eso llegue a tu vida.

Por eso, cuando te sientas bloqueado o que algo que deseas no llega, lo más sabio es pedir CLARIDAD e INSPIRACIÓN, que te muestren qué pensamientos están generando esas carencias en tu vida. Y una vez que los detectes y los cambies por sus opuestos, descubrirás que la sensación de necesidad o carencia, ha desaparecido. Porque ya has colmado la necesidad desde dentro. Es decir, desde el único espacio que puede ser colmada. Y una vez que ha desaparecido la sensación de necesidad, podrás atraer lo que realmente deseas.

Y si no sabes si algo es bueno para ti o no, puedes usar esta fórmula “Enséñame a desear lo que realmente es bueno para mi”.

álbum per a dies de pluja bologna

“(…) el segundo paso del proceso de manifestación consiste en aprender a escucharte, que es lo mismo que aprender a ser consciente. Y cada vez que te sorprendas criticándote a ti mismo, culpándote o pensando algo negativo, detente y dale las gracias a tu mente por la información tan valiosa que acaba de darte”.

 

2. APRENDER A ESCUCHAR. DETECTA TUS BLOQUEOS. RECONOCE TU RESPONSABILIDAD.

Para descubrir dónde se encuentran tus bloqueos, es necesario que aprendas a escucharte. Tu mente constantemente está emitiendo juicios conforme a lo que ves y a lo que percibes.

Esos juicios los realiza tu mente en base a tu sistema de creencias. ¿Qué significa esto exactamente?

Cada vez que tú ves, oyes, saboreas, hueles o tocas algo, tu mente asocia este estímulo exterior a una o varias creencias. Es decir, busca toda la información que tiene almacenada con respecto a eso que acabas de percibir.

Por eso, cuando vives algo por primera vez, tu mente no puede emitir ningún juicio y puede hacerte sentir cierto miedo, porque no tiene experiencias ni recuerdos almacenados que hagan alusión a eso que estás viviendo por primera vez.

Pero cuando lo que percibes, ya es conocido para tu mente, automáticamente saca sus propias conclusiones conforme a tu sistema de creencias, es decir, conforme a tu pasado. Y tu mente te hace creer que ya sabe lo que va a ocurrir, cuando en realidad, lo que está haciendo tu mente, es creando un juicio conforme a tus experiencias pasadas y conforme a las conclusiones almacenadas.

Cuando tu mente emite el juicio, tú siempre tienes dos opciones: creerte todo lo que te dice o elegir pensar otra cosa. Pero como todo esto se produce a la velocidad de la luz, para poder elegir, es necesario que en es momento seas CONSCIENTE de lo que está sucediendo. Y esto se consigue escuchándote.

maxresdefault

“Cuando tu mente emite el juicio, tú siempre tienes dos opciones: creerte todo lo que te dice o elegir pensar otra cosa. Pero como todo esto se produce a la velocidad de la luz, para poder elegir, es necesario que en ese momento seas CONSCIENTE de lo que está sucediendo. Y esto se consigue escuchándote”.

Cuando no eres consciente, asumes y crees de forma inconsciente lo que tu mente te dice. Y cuando tú das el “ok” a los juicios de tu mente, tu mente empieza a crear el futuro. ¿Por qué? Porque al creer en sus juicios, le has dado tu poder. Es como si la mente te presenta una propuesta y tú la firmas automáticamente sin cuestionarla.

Este consentimiento de forma aislada, no tiene poder visible para ti. Pero cuando este proceso sucede millones de veces a lo largo de cada día, durante un tiempo de forma prolongada, esos juicios acaban conformando una realidad en tu vida.

Días, meses o años más tarde te preguntarás ¿Por qué siempre me pasa lo mismo?

AHORA YA LO SABES. La respuesta es tan simple como que tú inconscientemente, sin darte cuenta, lo consentiste.

En este punto es muy importante aclarar, que por tener un pensamiento negativo no va a pasar nada malo en tu vida. Ser consciente de un pensamiento no genera ningún efecto negativo. No tienes que alarmarte cuando te descubras pensando negativamente.

(…) No has de asustarte por sorprenderte a ti mismo pensando de forma negativa, todo lo contrario, cuando seas consciente de este hecho, alégrate y di: “Gracias por la información. Pero yo elijo pensar esto otro” y a continuación, formula lo que tú eliges pensar, expresando siempre de forma afirmativa (…).

Por ejemplo, si piensas “ya verás como al final me la vuelvo a pegar, siempre me pasa lo mismo” busca el pensamiento opuesto que anule éste: “Siempre obtengo resultados maravillosos”, “Pase lo que pase, siempre salgo ganando” o “Mi vida me sorprende a cada momento regalándome experiencias preciosas”.

carolina-pratto-ia-01

“No has de asustarte por sorprenderte a ti mismo pensando de forma negativa, todo lo contrario, cuando seas consciente de este hecho, alégrate y di: “Gracias por la información. Pero yo elijo pensar esto otro” y a continuación, formula lo que tú eliges pensar, expresado siempre de forma afirmativa (…)”.

Luego dedica unos minutos a repetir el pensamiento positivo que elijas pensar, expresado de la forma más sencilla posible. Y verás al cabo de un rato, que el miedo, el dolor o la preocupación han desaparecido.

Resumiendo. Por pensar algo, no te va a pasar nada malo. Pero si te tiras varias horas pensando lo mismo y te dejas llevar por la emoción y pierdes el control y actúas desde esa negatividad, es cuando le has dado a tu mente el poder de crear.

Y por perder el control de tus pensamientos tampoco va a pasar una tragedia. Recuerda que vives las experiencias que necesitas vivir y que siempre estás a salvo. No te va a suceder nada que no estés preparado para vivir.

Aclarado esto, el segundo paso del proceso de manifestación consiste en aprender a escucharte, que es lo mismo que aprender a ser consciente. Y cada vez que te sorprendas criticándote a ti mismo, culpándote o pensando algo negativo, detente y dale las gracias a tu mente por la información tan valiosa que acaba de darte. Ya que, sólo podemos cambiar algo malo, cuando somos conscientes de ello. Y a continuación, decreta lo que quieres pensar, siempre en afirmativo, en primera persona, en presente, con palabras emotivas para ti y con frases cortas.

Y durante unos minutos, repítete el nuevo pensamiento que quieres instaurar en tu mente. De esta forma empezarás a ser consciente del poder de tus palabras para cambiar tu estado emocional. Y habrás encontrado el candado que necesitas abrir.

03 Jugando con Maria

“Sólo podemos cambiar algo malo, cuando somos conscientes de ello. Y a continuación, decreta lo que quieres pensar, siempre en afirmativo, en primera persona, en presente, con palabras emotivas para ti y con frases cortas. Y durante unos minutos, repítete el nuevo pensamiento que quieres instaurar en tu mente. De esta forma empezarás a ser consciente del poder de tus palabras para cambiar tu estado emocional. Y habrás encontrado el candado que necesitas abrir”.

¿Cuáles son los principales bloqueos emocionales?

Los bloqueos emocionales son los candados que existen en tu mente, que cierran las puertas a donde tú quieres llegar, que impiden que lo que anhelas, llegue a tu vida. Para poder disolverlos, primero has de detectarlos. A continuación enumero los más habituales:

  1. La ausencia de perdón. La culpa, el rencor, la ira y el resentimiento.
  2. No saber establecer tus propios límites. Renunciar a tu libertad, a tus derechos o al respeto de ti mismo.
  3. Los altos niveles de crítica y exigencia.
  4. La vergüenza a ser tú mismo.
  5. Todas las creencias limitantes que te digan que no puedes, que no eres capaz, que no te lo mereces, que no tienes derecho, que eso es imposible, que no eres digno, etc.

Para poder ser consciente de estos bloqueos, es necesario que aprendas a escucharte, que seas honesto contigo mismo y lo conviertas en un hábito. Este es el primer paso para recuperar tu poder, enterarte de lo que está pasando y de las órdenes que está dando tu mente subconsciente.

Si quieres ser el líder de tu vida, empieza a ocuparte de escuchar tu mente y tu cuerpo. Ambos tienen información muy valiosa para ti”.

Fuente: Rut Nieves, El proceso de manifestación. El método de los 7 pasos (Capítulo 18), Manual avanzado de manifestación (2015).

 

 

¡La Cosa Más Bella (Più Bella Cosa)… Soy yo!

bloga

Aunque muchas veces no acabo de creérmelo, soy maravillosamente bella interior y exteriormente. Se lo debo a mis maravillosos progenitores, personas estupendas en todos los sentidos. ¡Gracias por existir!

Hoy he acabado mi clase de Aquagym con una canción de Eros Ramazzoti: “La cosa más bella”. No soy una gran fan de Eros pero con lo relajada y feliz que me deja el Aquagym, no he podido evitar acabar la clase cantando la canción a voz en grito. Y me la he dedicado de todo corazón, necesitaba hacerlo. A veces, cuando te sientes un poco vapuleada, es muy necesario un poco de amor propio. Aunque sea con algo tan sencillo como una canción que te levanta, te anima, te reconcilia y te calienta el corazón.

Ahí va el enlace… utilizarla cuando la necesitéis, funciona.

Eros Ramazzoti: “La Cosa Más Bella”

Cantar con amor
ya no bastará
es poco para mí
Si quiero decirte
que nunca habrá
cosa más bella que tú
cosa más linda que tú
única como eres
inmensa cuando quieres
Gracias por existir